Periodontitis apical crónica

K045 - Periodontitis apical crónica

La periodontitis apical crónica es la fase crónica de la inflamación y puede presentarse de forma crónica o bien proceder de un proceso agudo.

Siempre es secundaria a una necrosis pulpar, y por este motivo habrá una respuesta negativa a las pruebas de vitalidad.

El paciente no presenta dolor debido a que disminuye la presión tisular.

La inflamación crónica se puede presentar por diferentes cuadros clínicos:

Granuloma apical: se produce un acumulo de células inflamatorias crónicas (linfocitos, células plasmáticas y macrófagos) con una gran cantidad de tejido de granulación que está recubierto de una cápsula de tejido conjuntivo.

Se produce reabsorción ósea apical debido al aumento de actividad de los osteoclastos

Absceso apical: se produce cuando hay un acumulo purulento que encuentra una vía de drenaje del pus a través del hueso hasta los tejidos blandos.

La presencia de una fístula es clave para el diagnóstico

Osteítis condensante: es un aumento de la densidad del hueso periapical producido porque los osteoblastos han aumentado su actividad generando un exceso de mineralización ósea alrededor del ápice; es detectable en una radiografía.

Quiste periapical: se trata de una cavidad central rellena de líquido, revestida de un epitelio y cápsula fibrosa, que proviene de un tejido granulomatoso previo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *